FIGUERES.

Mi ciudad natal fue la primera en sufrir mis frikis paranoias.
Figueres Ficticia como se llamaba entonces el proyecto comenzó como una broma, un pasatiempo. La idea era convertir rincones emblemáticos de la ciudad de Figueres (no tanto famosos, sino fácilmente identificables por sus ciudadanos) en mundos lejanos, fantásticos o maravillosos: la estación de SARFA convertida en un hangar imperial con un destructor imperial en el fondo; la Plaza Juan Tutau como emplazamiento de una puerta estelar del SG1, Michael Jakson cantando como si nada (más o menos) a la última Acústica ... A dia de hoy es la parte del proyecto al que tengo mas cariño.
Podéis ver el proyecto completo de Figueres Ficticia en Instagram y Facebook.

SÍGUENOS

COMPARTE CON TUS AMIGOS